miércoles, 6 de noviembre de 2013

Leísmos, laísmos y loísmos.

“Mírale”, “imagínatele” “El otro día, mi primo la dijo a su novia...” “la di un beso (al referirse a un sujeto femenino)”, “lo dio un beso (en caso de referirse a un sujeto masculino)” “Cogió al bebé porque llorabaà le cogió” “le han matado”

Estos son algunos ejemplos de leísmos, laísmos y loísmos. Este tema me es de gran interés y es algo que me choca mucho al oírlo. A mi, personalmente, me parece un error el uso de los leísmos, laísmos y/o loísmos; sin embargo hay personas que me dicen que si eso se dice en medios de comunicación como la televisión o la radio, es porque esta bien dicho; pero esto no es correcto ya que “la” o “lo” se utiliza al sustituir un complemente directo y “le” al sustituir un complemento indirecto.
La gente al decirle eso me dicen que al formular una frase no piensan en la función sintácticas de las palabras y que no debería darle tanta importancia a ese tema.
Uno de los ejemplos más usuales que se suelen poner sobre los leísmos es:
Quiero mucho a mi novio: Lo quiero mucho.
Quiero mucho a mi novio: Le quiero mucho .
Hay mucha gente que dice que la opción correcta seria la segunda; pero en respuesta a ello se pone otro ejemplo:
Quiero ese libro de Antonio Salas: Lo quiero.
Quiero ese libro de Antonio Salas: Le quiero.
Al poner este ejemplo las mismas personas que decían que la opción correcta es “Le quiero” ahora dicen que es “lo quiero”; porque si te refieres a una persona es “le” porque “lo” suena mejor para algo material.

Sin embargo la regla es la misma para las personas y para los objetos. Por tanto, en ese caso, la opcion correcta es "LO QUIERO" y decir "le", seria un error de leísmo.

1 comentario:

  1. El leísmo es lo lógico porque anula distinción de género, como pasa con "te". Es cuestión de tiempo que abarcaría todo referente. De momento solo esta extendido con personas.

    ResponderEliminar