viernes, 11 de marzo de 2011

Pentaquismiriohexaquisquilohexacosiotetracontapentágono

Hoy os propongo una pequeña reflexión acerca de las palabras compuestas. En el título de esta nueva entrada os doy a conocer la dominación de un polígono de 56.465 lados, obviando el hecho de que es una palabra difícil de leer y más aún de pronunciar, tendremos en cuenta que es una palabra completamente válida según la norma del español, sin embargo al buscar en el diccionario de la real academia española, no encontraremos esta palabra, tal vez porque ninguno de sus miembros se dedique a analizar la importancia que pueda tener o no cada una de las palabras que designen los n-lados de un polígono; sin embargo, cuando leo esta palabra me asalta la siguiente duda. ¿Es admisible la creación de nuevas palabras mediante la composición de palabras simples y la adición de afijos sin fijar ningún límite?

Si siguiésemos ese mismo razonamiento, podríamos crear el vocablo "encefalográficamente" o "desoxirribonucléicamente" e incluso "antipluriempleadotecnia", teniendo en cuenta que a estas palabras se les puede asignar un significado. ¿Deberían considerarse como válidas al respetar el sistema e incluirlas en la norma de nuestra lengua?

Bajo mi punto de vista y bajo los conocimientos que tengo a día de hoy creo poder afirmar que la lengua no tiene límites, somos nosotros mismos como sociedad en conjunto quienes los imponemos. ¿Sería correcto abolir dichos limites permitiendo a los individuos crear libremente palabras que se ajusten a las distintas épocas? ¿O tal vez solo debemos mantener abiertas ciertas "puertas" en nuestra norma para permitir la entrada de las palabras que consigan abrirse un hueco en la sociedad?

4 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Supongo que en el campo de la morfología infinita de una lengua, en esa recurrencia lingüística eternamente retroalimentable, habría que distinguir entre los usos técnicos del lenguaje y los más propiamente cotidianos.
    Está claro que ningún ciudadano de a pie usará estas monstruosas quimeras lingüísticas en sus menesteres, y aún en el extraño caso de que se viera forzado a aludir con cierta frecuencia al polígono de 56.465 lados, estoy seguro de que la palabra quedaría reducida a un acronismo o semejante, por mera y llana economía. Así obtenemos palabras como "boli" de bolígrafo, o "móvil" de teléfono móvil.
    Si bien es cierto que las lenguas se desarrollan vigorosamente en la alusión a las nuevas realidades conocidas, y que estos hechos se manifiestan en neologismos y derivados de éstos, siempre tendremos que reconocer y valorar una tendencia simplificadora, economista, en los usos lingüísticos, si exceptuamos los restringidos ámbitos en los que estas palabras se originan.
    Respondiendo a tus preguntas, los límites de una lengua son insondables, y de no existir éstos, no conoceríamos el lenguaje tal y como lo hacemos hoy, siendo estos mismos los que permiten el potencial de una lengua. La cuestión está en que la mayoría de los hablantes no reconocen o permiten todas las puertas de una lengua, y casi siempre acomodan las novedades y las tradiciones.

    De todos modos, la mera cábala de estas preguntas me resulta "supercalifragilísticoespialidoso".

    ResponderEliminar
  3. Hola, aunque fuera una palabra válida o no, no sería un polígono de 56,465 lados, según yo debería ser un polígono de 56,645 lados. Mi pobre deducción es porque:

    Pentaquismiriohexaquisquilohexacosiotetracontapentágono
    Penta: Cinco
    Quismirio: ¿?
    Hexa: Seis
    Quis: ¿?
    Quilo: Kilo en francés/1000
    Hexa: Seis
    Cosio: de Coser/Unir
    Tetra: Cuatro
    Conta: de Contar/Calcular
    Pentágono: Polígono, de cinco ángulos y cinco lados

    Polígono 56,645

    ResponderEliminar
  4. azulyoro.pumas tienes razón, ya que la palabra es de etimología griega:
    Penta = cinco (5)
    Quismirio = decena de mil (x10 000)
    Hexa = seis (6)
    Quisquilio = unidad de mil (x1 000)
    Hexa = seis (6)
    Cosio = centena (x100)
    Tetra = cuatro (4)
    Conta = decena (x10)
    Penta = cinco (5)
    Gonos = ángulo

    Así, sería 5*10000+6*1000+6*100+4*10+5 = 56 645 ángulos, que para una figura cerrada de lados rectos sería también 56 645 lados.

    Y en este aspecto yo creo que la palabra hexaquishekatomiriotriaquisdekamiriodioquismiriooctaquisquilioeneacosiopentacontaoctágono es válida para una figura de 6 328 958 lados. Siempre he creido que todas las figuras geométricas existentes, tienen su propio nombre válido, pero nadie se daría el tiempo de justificarlo, ¿no?

    ResponderEliminar