martes, 8 de marzo de 2011

¿Vagancia o vagueza?


A veces resulta complicado comprender por qué ciertas palabras tan comunes y tan prolíferamente empleadas se ven constantemente viciadas en su uso. Un ejemplo: ¿"Vagueza" o "vagancia"? ¿Sabríais decirme qué término escogeríais como sinónimo correcto de "pereza"?

Si recurrimos al diccionario de la R.A.E. y buscamos primeramente "vagueza", nos damos cuenta de que el sustantivo ni siquiera existe. Por lo tanto, al igual que "desidia", "holgazanería", "galbana", "dejadez" o "apatía" entre otros muchos, "vagancia" se considera el sinónimo más adecuado para "pereza". Así, al componer el sustantivo con el sufijo "-eza" por automatismo del sistema, estamos cometiendo un error de norma.

Probablemente sean pocos los que empleen esta palabreja, pero viene bien poder reconocer la errata si alguna vez nos topamos con ella.

5 comentarios:

  1. Yo hubiera dicho "vagueza". La próxima vez me acordaré de este artículo. ¡Gracias por la información!

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que la información resulta chocante cuando menos. Corrección muy oportuna sin duda.
    Sin embargo la discusión que se extrae de este hecho está servida: Si nos propusiéramos corregir al hombre de la calle acerca de sus usos incorrectos y de la infracción de la norma, lo más probable es que el susodicho personaje nos mandara a freír espárragos o ,de un modo más educado, nos considerara pedantes.
    Desde mi particular punto de vista opino que somos nosotros, o más bien nuestros usos lingüísticos, los que crean la norma y no al revés. No obstante querer fijar los límites de norma y habla se presenta como una entelequia bastante difusa para ser aprehendida. Por mi parte, seguiré usando la palabra "vagueza" pues es lo que el público que me escucha espera oír.

    ResponderEliminar
  3. Efectivamente es indiscutible que somos los hablantes los que decidimos qué elementos incluir en la norma y cuáles relegar. Incluso usos que en un principio no se consideran normativos, pueden serlo si la comunidad lingüística los acepta y por tanto los convierte en frecuentes.
    En un momento dado, podrían llegar a formar parte también del sistema.

    ResponderEliminar
  4. vagueza dijo ayer Susana Díaz. Será que ella se apunta a ser baronesa del pueblo y a hablar como el pueblo.

    ResponderEliminar