miércoles, 22 de enero de 2014

La disimilación de las formas verbales.

          La disimilación es un fenómeno por el que los sonidos consonánticos de una palabra se hacen diferentes.
   
          Una disimilación característica es la de las formas de la primera persona del plural del pretérito perfecto simple de la primera conjugación (-ar) para diferenciarlas de la primera persona del plural del presente de indicativo. En este caso, el hablante mantiene la "e" del morfema verbal de la primera persona del singular del pretérito perfecto simple como si se tratase de una vocal temática.

          Esto es un error muy común.

No hay comentarios:

Publicar un comentario